Ventas de armas a Panamá.

La denuncia sobre este acto ilícito fue realizada por el abogado Ricardo Monner Sans. Su querella consistía en denunciar que la Argentina había realizado negociaciones de ventas de armas a Ecuador, país que se encontraba en guerra con Perú. En el año 1942, Argentina había sido garante de un tratado de paz entre estos dos países, por lo cual estaba legalmente inhabilitada para efectuar tal tipo de operación

El negociado se convirtió en un gran escándalo en el ámbito internacional. Todo tuvo lugar en la Argentina en Febrero del año 1994, cuando fueron transportados 5.000 fusiles de tipo FAL, grandes cantidades de municiones con rumbo a Ecuador, que estaba viviendo con un embargo militar.

En el medio de las transacciones aparece la empresa Hayton Trade que habría sido la intermediaria.

El entonces Ministro de Defensa Oscar Camilión, argumentó que el jefe de la Fuerza Aérea Argentina, Juan Paulik, le había informado que había partido un vuelo que podía llegar a realizar una triangulación de armas. Hay que tener en cuenta que supuestamente había papeles legales y en regla. Inclusive se comprobó la existencia del decreto 103/95 el cual permitía la partida de estas armas rumbo a Ecuador. Por ende la corrupción y el mal manejo de la situación comenzó en el seno del poder ejecutivo que aprobó un decreto de venta de armas a un país que poseía un bloqueo militar.

El juez que intervino en la causa es Jorge Urso, procesó a Luis Sarlenga, quien en ese entonces era Interventor de Fabricaciones Militares, también se decidió investigar la participación de Camilión. Luego fueron procesados González de la Vega y Franke quienes eran subordinados de Sarlenga. Camilión luego renunció para no afrontar el juicio político.

En el año 1996, en el mes de Julio, mediante la confesión de Diego Palleros, quien era un militar retirado, que representaba a la empresa DEBROL, se comprobaron el pago de coimas a lobbistas argentinos para realizar la venta que tenía como destino final Croacia, otro país que estaba bajo un embargo militar de las Naciones Unidas

La empresa DEBROL habría pagado $800.000 en concepto de coimas. Este pago se había realizado y tenía fin en un importante empresario argentino que tenía fuertes vinculaciones con el poder político. La suma de dinero fue depositada a nombre la empresa Daforel, que luego devolvió $400.000 al Gobierno Argentino.

Durante la confesión de Palleros aparece Benza, quien cumplía con la función de jefe del Aeropuerto de Ezeiza, que autorizó la salida de las cargas sin tener los permisos de la Dirección de Aviación Comercial.

Al tiempo que se realizaban las necesarias investigaciones se comprobó que las empresas que supuestamente habían intervenido eran empresas fantasmas, ambas con dirección en Uruguay bajo el mismo domicilio.

En este caso lo que aparece son varios tipos de corrupción, en el Poder ejecutivo por aprobar un decreto con carácter reservado, que sirvió para violar la firma del tratado de paz. En las Fuerzas Militares que exportaron las armas realizando varios actos ilícitos, como la desviación del rumbo de las armas. También vale destacar que el Ministro de Defensa estaba enterado de todo esto, y sin embargo avaló este hecho, no objetando este accionar. También está el cohecho realizado aparentemente hacia un empresario que tenía vinculaciones con el poder político.

Hoy en día el Juez Urso dictaminó prisión domiciliaria preventiva del ex presidente Carlos Menem, lo cual confirma la continuación de una causa judicial que tiene una indudable trascendencia y una inevitable repercusión política para nuestro país y más allá de nuestras fronteras como se informó durante el caso. Todavía es necesario establecer y esclarecer la conexión entre los distintos hechos y el alcance de la responsabilidad que en ellos pudieran haber tenido los involucrados.

El fallo del Juez Urso indica el grado de involucramiento en graves hechos de corrupción a la que llegaron las más altas esferas de responsabilidad de nuestro país incluido el ex primer mandatario y sostiene que esta certificación amerita confirmar su detención y procesamiento. Además del ex presidente, se encuentran detenidos por la misma causa el ex ministro de Defensa, Erman González, el ex jefe del Ejército, Martín Balza y el ex asesor presidencial y cuñado de Menem, Emir Yoma. También el ex canciller Guido Di Tella se encuentra procesado pero con un régimen de libertad bajo palabra.

Los delitos por los cuales los ex-funcionarios se encuentran detenidos o procesados son: asociación ilícita y “falsedad ideológica. Además resta avanzar en la investigación del enriquecimiento ilícito y de gravísimos hechos que pudieron estar vinculados con el tráfico de armamentos, como la explosión del arsenal de Fabricaciones Militares en Río Tercero.

Fuente : www.monografias.com

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: